Sales Popup
Surat, Gujarat
6 hours ago

🚚 Envíos EXPRESS y GRATIS en toda la tienda 🚚

Cómo tener una buena postura durante el teletrabajo

Uno de los cambios que ha traído a nuestra vida la COVID-19 es el trabajo a distancia o teletrabajo. Bastantes personas se han visto en la obligación de transformar una parte de su casa en su nueva oficina.

Ciertos han podido llevarse moblaje de su sitio de trabajo original, otros han tenido que comprar material expresamente, mas en definitiva todos han debido crear una zona de trabajo improvisada. Esto provoca que con el paso de los días puedan ir surgiendo diferentes molestias musculares, dolores en las piernas y el cuello, y contracturas.

Posición correcta durante el teletrabajo

Desde Tienda Lumbar, nos preocupamos por la salud de las personas, y sobre todo por los problemas lumbares, ya que hasta un ochenta y nueve por ciento de los empleados españoles han sufrido alguna vez una enfermedad relacionada por trabajar de una forma inapropiada frente al ordenador.

 

¿De qué forma eludir dolores en cuello, espalda y piernas?


El primero de los pasos para evitar cualquier dolor es la prevención. Antes de seguir, es importante buscarse una silla cómoda y regulable, (a poder ser ergonómica) ya que se pasa gran parte del día ahí, y una mesa a la altura de la silla que deje adoptar una postura cómoda y relajada.

Además de esto, es necesario aprender a tener una buena postura durante el trabajo a distancia, y para esto es preciso modificar ciertos hábitos de los que no somos realmente conscientes:

  1. La pantalla debe estar a la altura de los ojos para permitir que el cuello se mantenga erguido y así prevenir contracturas o bien una tensión en la zona que pueda derivar en dolores musculares y de cabeza.
  2. La espalda recta y los hombros cara atrás reducen los dolores, para esto es importante regular la altura de la silla hasta el momento en que los antebrazos, apoyados en la mesa, formen un ángulo de 90º al lograr el teclado.
  3. Un soporte para pies mejora la circulación y la postura al tenerlos apoyados totalmente formando un ángulo de 90º.
  4. Hacer descansos y pasear para mantenerse activo.
  5. Comprobar cada cierto tiempo que sostenemos la postura adecuada reducirá la tensión. Es importante evitar el encorvamiento de espalda y el ademán de dejar caer los hombros hacia adelante.
Finalmente, para evitar posibles problemas en la zona lumbar, es aconsejable adquirir alguna almohada ortopédica con memoria (si la silla no dispone ya de ella). Con esto nos ahorraremos muchas quebraderos de cabeza y posiblemente una baja o visita al especialista.